El director general del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, doctor Ricardo Cea Rouanet, junto al vicepresidente de la República y Comisionado Presidencial para la Inversión Pública, licenciado Oscar Ortiz, realizaron un recorrido para verificar la construcción del Hospital Regional San Miguel que al mes de junio reporta un avance del 51.40%.

La obra que se constituirá en la mejor infraestructura hospitalaria de la zona oriental del país permitirá mejorar la calidad de atención para unos 200 mil derechohabientes de San Miguel, Morazán, Usulután y La Unión y representa una inversión de $82.83 millones de dólares.

A la fecha, en los edificios A y B se ha iniciado la pintura en fachada, colocación de piso terrazo, repello y afinado de paredes, instalación de tuberías y ductos de aire acondicionado, entre otras obras. En los edificios C, D y E se trabaja en el repello y afinado de fachadas, colocación de piso terrazo, acabado final en pisos de concreto, preparación para colados de piso tipo acera, afinado de paredes. En el exterior se construyen los muros perimetrales, casetas de vigilancia, cárcamo para aguas lluvias e instalaciones hidráulicas.

La construcción forma parte de la millonaria inversión que la actual administración ha destinado para infraestructura a nivel nacional y se espera finalice el primer trimestre del año 2019.

El proyecto busca ampliar la atención que actualmente se brinda, por ello contará con 64 consultorios para la atención de medicina general y especialidades, once consultorios para la atención de emergencia, cinco quirófanos para la cirugía electiva, tres para emergencia y 160 camas para hospitalización; además tendrá laboratorio, farmacia y rayos X digital y banco de sangre. El área de hemodiálisis incluirá 42 sillones y ampliará el horario de atención, asimismo, tendrá un tomógrafo con capacidad para realizar estudios cardíacos.

De esta forma, el ISSS descongestionará los servicios que se brindan en los hospitales de San Salvador, debido a que los usuarios no tendrán que desplazarse desde su lugar de residencia a la capital para realizarse los estudios médicos o controles con especialistas.

Durante la ejecución y con el objetivo de garantizar la prestación de servicios y continuidad en los tratamientos, el ISSS trasladó los servicios a diferentes inmuebles y de fácil acceso en la ciudad de San Miguel. Estos son el Edificio Pereira, Edificio

Molina Vásquez y los hospitales de Nuestra Señora de la Paz, San Juan de Dios y San Francisco.

La antigua unidad médica se construyó en 1975, desde esa fecha, solo se había invertido en servicios específicos como hospitalización en 1994 y en infraestructura de emergencia en el 2007. Por lo tanto, se cumple una deuda histórica con la zona oriental.

San Miguel, sábado 14 de julio 2018