El Vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, acompañado del Ministro de Educación, Carlos Canjura, el Ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, la embajadora de los Estados Unidos, Jean Manes y el Director General de Centros Penales, Marco Tulio Lima, verificaron los talleres de carpintería del Centro Preventivo y de Cumplimiento de Penas La Esperanza donde se están reparado los inmuebles para los centros escolares.

 

En total 40 mil pupitres, de diferentes Centros Escolares, serán reparados en los talleres de carpintería en los Centros Preventivos y de Cumplimiento de Penas de Apanteos, Granja Santa Ana y  La Esperanza, mejor conocido como “Mariona”. Los internos que participan en estas labores forman parte de las actividades de rehabilitación que se realizan con el Modelo de Gestión Penitenciaria, Yo Cambio.

 

Por su parte el Vicepresidente destacó que el trabajo que se realiza es parte “de la reingeniería del Sistema Penitenciario y de la visión productiva que estamos desarrollando, queremos centros penales con un enfoque de rehabilitación, prevención y  con el adecuado cumplimiento de las penas”, aseveró.

 

Entre los centros educativos que se verán beneficiados con la reparación de estos pupitres son: Centro Escolar Ciudad Futura, Villamariona, Agustín Linares, Leonardo Azcunaga. Prof. María Amanda Artiga de Villalta, Vda. De Menéndez, Doctor Doroteo Vasconcelos, República del Perú y Escuela de Educación Parvularia Zacamil.

 

Además, los privados de libertad, en fase de confianza y semilibertad, ya dieron inicio a la restauración en infraestructura de 1,000 centros educativos, donde beneficiarán a miles de estudiantes de diferentes centros escolares del país.

 

La Dirección General de Centros Penales apuesta que los 9 mil internos que estarán en los centros de detención menor trabajen una gran diversidad de obras para beneficio de los salvadoreños. Por el momento son 1,274 reos del Centro de Detención Menor La Esperanza que están capacitados para colaborar en diferentes actividades de apoyo a la comunidad.

 

La institución le sigue apostando a la rehabilitación de la población penitenciaria, siendo ya 24 mil reos de 15 centros penitenciarios los que conforman el Modelo Penitenciario en el que se combate el ocio carcelario y se forman internos útiles a la población salvadoreña, para una reinserción a la sociedad cuando recobren su libertad.

 

San Salvador, 7 de febrero de 2018