La Distribuidora de Electricidad DELSUR, en representación del resto de distribuidoras del país y en presencia del Vicepresidente de la República y comisionado Presidencial para la Inversión Pública y Privada, Oscar Ortiz, autoridades del Consejo Nacional de Energía (CNE), el Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) y  la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET), inauguraron el acto de apertura de ofertas económicas del proceso de Licitación para la contratación del suministro por 20 años de 170 megavatios (MW) de energía renovable no convencional con base en fuentes eólica y solar fotovoltaica.

El período de registro del proceso finalizó con 62 participantes inscritos y el pasado 26 de octubre de 2016 se recibieron 29 ofertas técnicas y económicas (4 ofertas de proyecto participantes en el bloque de tecnología eólica y 25 ofertas de para el bloque de tecnología fotovoltaica).

Las autoridades de gobierno y representantes del sector privado destacaron que este proceso de licitación representa buenas noticias para el país ya que atraerá una inversión estimada de USD 340 millones y podrán abastecer la demanda de unos 280,000 hogares.

Asimismo, resaltaron que esto demuestra que es posible trabajar en conjunto empresa privada y Gobierno para impulsar la atracción de inversión en El Salvador, misma línea en la que se resaltó además que la cantidad de ofertas recibidas y la calidad de las mismas demuestra que los inversionistas confían en el país, y  el apoyo del Gobierno de El Salvador, de entidades como GIZ y USAID al mismo, le imprimen transparencia y confiabilidad.

Tras la  apertura de las ofertas económicas se procederá a la evaluación de las ofertas que minimicen el costo de generación eléctrica para los usuarios finales, lo anterior siempre y cuando exista la capacidad técnica y el espacio necesario para que se realice su interconexión a la red de transmisión nacional.

Los proponentes adjudicados deberán firmar los contratos de abastecimiento por el suministro de potencia y la energía asociada entre el 31 de enero y el 27 de marzo de 2017. El inicio de suministro de la generación fotovoltaica tendrá lugar el 1 de abril de 2019 y el de la generación eólica el 1 de abril de 2020, ambos por una vigencia de veinte años.

Como un beneficio adicional y directo para la población, las empresas que resulten adjudicadas en el proceso deberán destinar un monto anual del 3% de sus ingresos, en la realización de inversiones en programas de desarrollo social, que beneficien al municipio donde se instalarán los proyectos.

Finalmente, con estos proyectos se logrará aumentar la penetración de energía renovable no convencional y la consiguiente diversificación de la matriz energética nacional, considerando las ventajas medioambientales, estabilidad de precios y aprovechamiento de los recursos naturales del país.

San Salvador, 11 de enero de 2017.