El Vicepresidente de la República y Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Oscar Ortiz, supervisó los avances de los temas priorizados en el Plan 10 en materia de sustentabilidad ambiental, los cuales abarcan la reducción de la vulnerabilidad, el recurso hídrico, la reforestación de zonas degradadas, el manejo adecuado de los desechos sólidos y el rescate de ríos urbanos.

En el marco del ciclo de trabajo con los distintos Gabinetes, el Vicepresidente se reunió con el de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad, encuentro en el que se destacan los siguientes resultados: Reducción de riesgo. Se ha invertido en infraestructura pública para la reducción de vulnerabilidad ambiental y socio económica ante los efectos del cambio climático. A la fecha, se han invertido 68.6 millones de dólares en la eliminación de 822 puntos vulnerables de 978 identificados.

Se cuenta con 33 sistemas de alerta temprana que cubren 111 municipios de mayor riesgo. Además, la consolidación de un sistema de monitoreo a través del observatorio ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), que funciona las 24 horas y dispone de un sistema de radares y 230 estaciones climáticas.

Gracias a esto El Salvador ha mejorado su posición a nivel mundial en cuanto a la exposición y la vulnerabilidad a los fenómenos climáticos, pasando de los primeros 10 lugares en el 2014, a la posición 47 en el 2017 en el índice de riesgo climático de Germanwatch.

Reforestación y restauración ambiental a gran escala. A través del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV), se ha puesto en marcha por segundo año consecutivo el programa de reforestación PLANTATÓN 2018, que tiene como objetivo la restauración y reforestación de las zonas más degradadas del país.
A la fecha, el Gobierno ha avanzado en la plantación de 13 millones de árboles frutales, forestales, y plantas de café, un 56% aproximadamente.

La meta es sembrar 23 millones de árboles y alcanzar unas 126 mil hectáreas de territorios en proceso de restauración y reforestación, sobre todo en áreas naturales protegidas, zonas cafetaleras y manglares.

En este esfuerzo participan instituciones de Gobierno como el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de la Defensa Nacional, y el Ministerio de Turismo, la empresa privada, organizaciones no gubernamentales (ONG), sociedad civil, iglesias, academia, gobiernos locales, cooperación internacional, y más de 20 mil voluntarios.

En este sentido, el vicepresidente de la República aseguró que reforestar el país es la mejor y más sostenible vía para cuidar el agua y la vida, y adaptarnos al cambio climático.

Elaborar y poner en marcha planes sobre manejo efectivo de los desechos sólidos. Se ha implementado el Plan Nacional de Recuperación de Desechos Sólidos, en coordinación con las alcaldías de la zona metropolitana a través de la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador, OPAMSS.
Otro avance es la implementación del “Plan de mejoramiento en el manejo de desechos sólidos”, que incluye la construcción de la estación intermedia de recolección en el municipio de San Francisco Gotera, la construcción y equipamiento del relleno sanitario de Los Nonualcos, que beneficia a 18 municipios de los departamentos de San Vicente y La Paz; y la ampliación y equipamiento de los rellenos sanitarios de Santa Rosa de Lima, en La Unión que impacta a 16 municipios y el de Tejutla, en Chalatenango, para el beneficio de miles de habitantes de nueve municipios más.

Limpieza de ríos urbanos. Avanzan las acciones para descontaminar el río Acelhuate, vital en la mejora de la calidad de vida del Área Metropolitana de San Salvador y sus alrededores, que incluye un proyecto piloto de descontaminación en la quebrada Ilohuapa utilizando microorganismos eficientes; el plan de monitoreo de calidad de vertidos de aguas residuales en la quebrada El Piro; obras ambientales en el distrito San Jacinto (construcción de infraestructura que permita la cosecha de agua lluvia y la reutilización de agua residual.

Además, se ha iniciado el proceso para la construcción de infraestructura para recuperación de la red hidrométrica del rio Acelhuate y se ha entrado en la fase final de construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales del municipio de Metapán.

Se avanza también en el proyecto Ruta de las Flores en los municipios de Juayúa, Salcoatitán, Apaneca y Concepción de Ataco, que implica la recolección, reciclaje y reducción de desechos en esta importante zona turística del país.

San Salvador 5 de julio 2018