El Vicepresidente y Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Oscar Ortiz, se reunió con la representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Carmiña Moreno, el gerente de país del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Raúl Castañeda, y el representante del Banco Mundial en El Salvador, Óscar Avalle, con quienes reiteró el acompañamiento, en el último Quinquenio, de estas instituciones multilaterales en temas como seguridad, desarrollo social, económico y la sustentabilidad ambiental.

El Vicemandatario calificó el encuentro como “altamente positivo”, y aseguró que “el país queda en una ruta positiva, ya que se ha generado la confianza y la certidumbre necesaria para que las instancias multilaterales acompañen las iniciativas del país”, destacó.

Por su parte, Carmiña Moreno, representante del BID en El Salvador, reconoció y agradeció las coordinaciones que se llevaron a cabo para la correcta ejecución de los ocho proyectos de inversión ratificados y en ejecución. “Esto nos da confianza y respaldo para seguir apostando al desarrollo de El Salvador”, dijo.

De la misma forma, Raúl Castañeda, gerente de país del BCIE, mencionó que la institución aprobó préstamos por un monto cercano a los 650 millones de dólares para el quinquenio. “Agradecemos el trabajo en equipo hemos avanzado satisfactoriamente con todos los proyectos y estamos ansiosos de seguir trabajando para el bienestar del país”, puntualizó.

Finalmente, Óscar Avalle, representante del Banco Mundial, mencionó que “ha sido un privilegio el poder trabajar con un socio de largo plazo como lo ha sido El Salvador, hemos estado comprometidos para el proceso del desarrollo del país, en temas como educación, salud, desarrollo municipal y energía”.

El vicepresidente Ortiz aseguró que gracias a la buena coordinación que se ha tenido con las instancias multilaterales se ha establecido un mecanismo de trabajo, en el marco de la transición, en el cual se elaborará un documento base para el Gobierno entrante.

Dicho documento “permitirá estudiar la situación actual del país y que se puedan tomar las mejores decisiones en cuanto al desarrollo del país”, expresó el vicemandatario.

Explicó, también, que el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, cierra su gestión con “la inversión pública más alta de la historia, en promedio se ejecutaron $3,500 millones de dólares, un promedio de $700 millones de dólares por año”.

Informó, además, que están pendientes de ejecutar para el 2019, $841 millones, financiamiento que apoyará los temas de seguridad, economía sostenible, desarrollo social a través de salud y educación, sustentabilidad ambiental y plataforma logística.

Finalmente, el vicemandatario mencionó que “el próximo Quinquenio hay un oportunidad económica de $2,500 millones de dólares ($256 millones se deben discutir en la Asamblea Legislativa y se han iniciado las pláticas para un financiamiento de $1,500 millones) , se ejecutarán $500 millones en promedio por año”, a través del apoyo de las instancias multilaterales.

San Salvador, 18 de marzo de 2019