“Fomilenio es el ejemplo de cómo se puede construir una visión de cooperación para el desarrollo, una visión compartida con los mejores impactos para quienes trabajamos, para los niños, los jóvenes y nuestras comunidades”, con estas palabras el Vicepresidente de la República, Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia y presidente de la junta directiva de Fomilenio II, explicó el trabajo y beneficios que los programas de este convenio están llevando a las familias del país.

Durante la rendición de cuentas de Fomilenio II, se anunció que se cerrará 2018 con el 53.6 % de los fondos comprometidos, con una intervención directa en  66 municipios de 10 departamentos de El Salvador. A tres años de implementación, se han realizado acciones de impacto nacional en cada uno de los 3 proyectos que componen el Convenio.

Se inició la construcción de los centros educativos en la zona occidental y el próximo año comienza la intervención en la zona oriental y paracentral. La meta es entregar los 46 centros integrales en 2019, de manera que la implementación del modelo de Sistemas Integrados de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno tenga las condiciones necesarias para un mejor aprendizaje de alrededor de 70,000 jóvenes por año, que asisten a los 349 centros educativos que son parte de los 45 sistemas que apoya FOMILENIO II.

Para implementar este modelo se inició la capacitación de 3,000 docentes, con especialidades que fortalezcan su conocimiento y habilidades pedagógicas, tanto en materias claves como inglés y matemáticas, como en educación no sexista que garantice el respeto y la buena convivencia en las aulas. Se ha iniciado el equipamiento de 90 bibliotecas, centros de cómputo, provisión de muebles y material didáctico y planes de estudio adecuados a la realidad socioeconómica de cada municipio. En cuanto a la formación técnica profesional, ya están conformados y en pleno trabajo 8 comités sectoriales para identificar las competencias requeridas por el mercado laboral y desarrollar los perfiles de los puestos por competencias.

El Vicepresidente destacó que “Fomilenio II es un programa de una visión compartida de dos países amigos (Estados Unidos y El Salvador) que busca reducir la pobreza, mejorar el clima de las inversiones y desarrollar más oportunidades para los salvadoreños”, además de ser “un programa modelo, de impacto nacional y que es asumido como un proyecto de país donde todo el Estado juega un papel fundamental”.

De la misma forma, explicó que el programa “busca contribuir a generar un El Salvador más competitivo, dinámico, que pueda generar más oportunidades de empleo, oportunidades educativas y que genere un mayor desarrollo social, estimula las dinámicas entre los actores públicos y privados, para la multiplicación de inversiones; todo esto de forma transparente, trabajando de cara a la población”.

Entre los avances que refleja Fomilenio II están en el proyecto de Capital Humano, en 2018 se inició la implementación de los bachilleratos técnico-vocacionales en 14 centros educativos y a partir de 2019 se implementarán las tres especialidades de bachilleratos técnicos (en Agronegocios, Serviempresas e Industria e Innovación) y diplomados técnicos.

En el proyecto de Infraestructura Logística ya se inició la ampliación de la carretera de litoral y como parte del cumplimiento de las directrices sociales y ambientales que debe cumplir FOMILENIO II, se reasentaron a 39 familias y 3 negocios, a quienes se les otorgaron viviendas, con servicios básicos y en calidad de propiedad. De igual manera, se desarrolló un convenio FIAES para invertir medio millón de dólares en proyectos que hacen una intervención integral para restablecer el ecosistema de la zona de Los Nonualcos. En cuanto a la modernización del recinto fronterizo El Amatillo, se ha iniciado el diseño y el próximo año se comienza la intervención en infraestructura.

En el proyecto Clima de Inversión se han visto los frutos esperados con la herramienta Apuesta por InversionES (API), en la que el sector público y privado trabajan juntos por el desarrollo de proyectos que apalancan la economía y que generan un beneficio a la sociedad. En diciembre se prevé tener firmados 12 acuerdos de inversión que juntos suman $152.5 millones, de los cuales, $89.8 millones provienen del sector privado y $62.7 millones son aportados por FOMILENIO II, a través de API.

En cuanto a los APP, hay cinco proyectos priorizados. Se está avanzando en el proyecto de Iluminación y videovigilancia que dará seguridad vial en un circuito de 140 km. de redes prioritarias en 24 municipios de San Salvador, La Libertad y La Paz. El proyecto de la terminal de carga, el Ministerio de Hacienda ha dado un dictamen favorable sobre su impacto fiscal. Nuestro aporte técnico para el éxito de los APP abarca la capacitación de 40 profesionales de CEPA, Ministerop de Hacienda, PROESA y MOP para que estas instituciones tengan las competencias necesarias para estructurar futuros APP.

Asimismo, se construyen las bases para tener un sistema para hacer negocios menos burocráticos. Ante esto, ya se presentó a la Asamblea Legislativa el anteproyecto de Ley de Mejora Regulatoria y se ha desarrollado un levantamiento de información y costeo de 839 trámites en 14 ministerios del Estado.

San Salvador, 5 de diciembre de 2018