El Vicepresidente de la República y Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, junto al Ministro de Educación (MINED), Carlos Canjura, el director ejecutivo de Fomilenio II, William Pleites, y la representante de MCC, Martha Keays, en el marco del Plan 10, se reunieron con los alcaldes de los territorios que están siendo beneficiados con los programas de rehabilitación y mejoramiento de infraestructura escolar para mejorar la calidad educativa y ampliar la cobertura de la educación, fortaleciendo el sistema educativo nacional y desarrollando el modelo de Sistema Integrado de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno.

 

El septiembre de 2015, el MINED y Fomilenio II firmaron un convenio para implementar el primer componente del proyecto de Capital Humano “Mejorar la calidad educativa de básica y media”, que incluye el fortalecimiento del sistema nacional de educación y la implementación del esquema a tiempo pleno.

 

Gracias a este convenio, en el que están trabajando Gobierno Central, los territorios y Fomilenio II, en un periodo de cinco años, se habrá beneficiando a más de 80 mil estudiantes por año, en 349 escuelas aglutinadas en 45 sistemas integrados, en ocho departamentos del país.

 

“Para garantizar que la inversión sea desarrollada con éxito, en los tiempos adecuados y con la calidad demandada de la obra, se requiere que se trabaje en conjunto con las municipalidades, el Gobierno Central, a través del MINED, y Fomilenio II”, aseveró el Vicemandatario y se comprometió a la firma de un convenio con cada uno de los municipios impactados positivamente para “facilitar los procesos, permisos  y poner las contrapartidas que se traduzcan en valores (tasas o impuestos). La firma de este convenio permitirá acelerar y ejecutar estas obras tan importantes para el sistema educativo público y para beneficiar a miles de niños y a las comunidades”, puntualizó.

 

Entre los territorios beneficiados de la zona occidental y central están: Ahuachapán con 24 escuelas en tres circuitos; Sonsonate con 59 escuelas en ocho circuitos; La Libertad  con 39 centros educativos agrupados en cinco sistemas integrados; San Salvador hay dos sistemas que tienen un total de 15 escuelas.

 

En la zona oriental, La Paz hay 71 escuelas con el modelo, agrupadas en 10 sistemas integrados; Usulután aglutina a 74 centros escolares en ocho sistemas; mientras que San Miguel tiene 19 centros educativos agrupados en tres sistemas y en La Unión hay 47 escuelas en seis sistemas integrados.

 

En las 348 escuelas, Fomilenio tiene planificado actualizar los planes de estudio y evolución curricular, establecer un bachillerato técnico o bachillerato general con diplomado técnico, dotar a la escuela de mobiliario, equipo y material didáctico y aumentar la jornada escolar a 40 horas semanales para que los estudiantes se inscriban en talleres de habilidades para la vida y el trabajo.

 

Una de las principales apuestas del Gobierno ha sido la inversión creciente en la educación, desde junio de 2014 a mayo 2018, se han invertido $82.5 millones de dólares solo en infraestructura, provenientes de fondos propios, prestamos y cooperación internacional, beneficiando a 1,879 centros escolares y más de 900 mil alumnos en todo el territorio.

 

Al encuentro asistieron los alcaldes de Juayúa, Edgar Saz; San Antonio del Monte, Rogelio Cienfuegos; San Julián, José Morales; Salcoatitán, Blanca de Sosa; Santa Catarina Masahuat, Alba Eguizabal; Nahuizalco, Jorge Patriz; Santa Isabel Ishuatán, Flor de María Peña; Guaymango, Domingo Mendoza; Jujutla, Víctor Martínez; San Pedro Puxtla, Marlon Zaldaña; Puerto de La Libertad, Miguel Aguilera; Tamanique, Óscar Amaya; Chiltiupán, Jorge Morales; Teotepeque, Alfonso Guillen; Panchimalco, Mario Meléndez; Rosario de Mora, Galileo Pérez y San Marcos, Fidel Fuentes.

 

San Salvador, 15 de junio de 2018