El Vicepresidente de la República y Comisionado para la Inversión Pública y Privada, Oscar Ortiz, junto al ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde y el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, presentó hoy el plan para brindar seguridad en la recolección y transporte del café en la temporada 2017-2018.

“Ahora estamos lanzando este plan de seguridad compartida para mejorar el entorno de trabajo de todos los productores a lo largo y ancho del país, incluyendo las cooperativas”, expresó el vicemandatario.

Agregó que se tendrán más de cuatro mil efectivos combinados en coordinación con unos 100 puestos policiales rurales y la movilización de otro grupo de intervenciones policiales coordinados con efectivos la Fuerza Armada para tener mayor presencia en los cafetales durante los cuatro meses de la temporada de recolección de café.

El plan contempla desarrollar acciones preventivas y represivas durante las diferentes fases de la producción, transporte, procesamiento, industrialización y comercialización del café, para garantizar la seguridad en todo el proceso, previniendo y combatiendo los delitos que afectan el sector cafetalero.

“La caficultura es una prioridad nacional, no es casual que uno de los pactos más importantes que hemos producido en los últimos años tenga que ver con la caficultura”, destacó el Vicepresidente Ortiz.

En este sentido destacó que como fruto de ese pacto ya se tiene en estudio en la Asamblea Legislativa propuestas de reformas a la Ley de Creación del Fideicomiso de Apoyo a la Producción de Café y a la Ley de Saneamiento y Fortalecimiento de Bancos Comerciales y Asociaciones de Ahorro y Préstamo.

El Vicepresidente Oscar Ortiz informó que junto a la Mesa Nacional del Café en los próximos días presentarán a la Asamblea Legislativa una reforma que habilite la puesta en marcha de un poco más de 6 millones de dólares para que puedan utilizarse en el año 2018, con el fin de activar nuevas plantaciones, con una apuesta de entre 12 y 14 millones de nuevas plantas sembradas el próximo año.

“Vienen nuevos tiempos para la caficultura nacional y yo espero que sean tiempos mejores por el bien del país, por el bien del empleo, por el bien del ingreso y porque creo que las zonas rurales necesitan un desarrollo mucho más articulado”, dijo el vicemandatario.

Además informó que dado el esfuerzo compartido entre el sector público y privado, este año la tendencia es a tener una producción por encima de las últimas cosechas y se espera superar el millón de quintales, que será la más alta de los últimos años.

“El año 2017 y el año 2018 es el comienzo de una gran nueva arquitectura para hacer de la caficultura un sector más rentable, un sector más competitivo y un sector en crecimiento como lo han tenido otros países hermanos de la región centroamericana”, resaltó el Vicepresidente de la República y Comisionado para la Inversión Pública y Privada.

En la presentación del plan de seguridad para la temporada de recolección de café también participaron el director ejecutivo del Consejo Salvadoreño del Café, Hugo Hernández; el sub director de Seguridad Pública de la PNC, Comisionado Hugo Ramírez; el ministro de Turismo, José Napoleón Duarte y como representante del sector de productores de café, Isa Gadala Samour.

 

Santa Tecla, La Libertad, 31 de octubre de 2017