El Gobierno ha desplegado un gran esfuerzo para garantizar la integridad física y el respeto de los derechos de las salvadoreñas y salvadoreños que han decidido migrar en las caravanas que han partido del país recientemente con rumbo a Estados Unidos, aseguró el Vicepresidente Óscar Ortiz, quien actualmente se ocupa del Despacho Presidencial mientras el Presidente Salvador Sánchez Cerén realiza una visita de Estado a la República Popular China.

El funcionario señaló que el Gobierno se ha activado en “el tema de ayuda humanitaria de acuerdo a los estándares y con todos nuestros equipos de acompañamiento para evitar que vaya a suceder una situación fatal por la ruta en la que se desplazan estas personas”.

“También vamos a impulsar una campaña comunicacional, a nivel nacional, para hacer un llamado a que no se dejen sorprender, hacer el llamado a no exponer a los niños, a las niñas, por el enorme peligro que representa esa ruta donde no hay ninguna condición de seguridad, tomando en cuenta la situación drástica en que se ha puesto el gobierno de los Estados Unidos”, sostuvo el Presidente en funciones.

Por otro lado, aseveró que se iniciarán investigaciones sobre posibles grupos o personas “que anden estimulando de manera ilegal este tipo de situaciones ya que riñen con la ley”.

“Ya estamos en ese proceso, así como de preparar un mecanismo, en el caso que se presenten retornos seguros, de gente que se queda en la zona de Guatemala y Honduras porque sabemos que no es fácil, sobre todo la gente que ha pasado en los puntos ciegos”, aseguró.

La postura del mandatario en funciones reafirma los anuncios hechos por la  viceministra para los salvadoreños en el Exterior y presidenta del Consejo Nacional para la Protección de la Persona Migrante y su Familia (CONMIGRANTES), Liduvina Magarín, y el viceministro de prevención social, Roberto Flores, quienes en conferencia de prensa afirmaron que las autoridades gubernamentales han activado diversos mecanismos de seguridad que garanticen la vida e integridad de los compatriotas, especialmente de grupos vulnerables como niñas, niños, adolescentes y mujeres.

Los titulares explicaron que se ha establecido una coordinación a través de la red de embajadas y consulados salvadoreños ubicados en Guatemala, México y Estados Unidos para atender, orientar, proteger y asistir a los connacionales migrantes.

También recalcaron -así como lo hizo el Presidente en funciones- que se continuará con el trabajo interinstitucional para desestimular la migración por medio de campañas informativas e iniciativas de desarrollo en las comunidades de origen de la población, sumando a esta difusión a las entidades del gobierno y de la sociedad civil.

Para ello también se buscará unir esfuerzos con todas las naciones del Triángulo Norte de Centroamérica y México, las cuales han manifestado su compromiso y disposición de cooperar de manera conjunta a favor de la población migrante en la región.

Morazán, 31 de octubre de 2018