Kimberly-Clark anuncia a inversión de $30 millones en la instalación de una caldera de biomasa y una planta de cogeneración eléctrica, que comenzarán a operar a finales de este año.

Bajo el nombre de Tonalli, que se deriva del Nahuatl Tonatiuh o Dios Sol según la mitología Azteca y que es considerado un símbolo que provee el vigor y la energía para el crecimiento y desarrollo, la empresa líder decidió apostar por estos dos nuevos proyectos con el fin de bajar sus costos de operación y reducir aún más su impacto ambiental.

Gracias a la caldera, Kimberly-Clark generará vapor y empleos indirectos por el cultivo de biomasa local. Mientras que con la planta de cogeneración, producirá vapor y energía a base de GLP, diversificando así la matriz energética y reduciendo la demanda de la empresa hacia la red nacional. Asimismo, una vez ambas inversiones estén funcionando se disminuirá en 16 mil toneladas métricas la producción de C02 (gases de efecto invernadero).

Conn estos proyectos, la Planta Sitio del Niño tendrá una plataforma operativa competitiva a mediano y largo plazo; y el país, una compañía con una producción local continua, que en la actualidad representa más de $10 millones anuales en exportaciones. También debe verse como el compromiso de Kimberly-Clark de tener operaciones sostenibles y comprometidas con el medio ambiente

En la Planta Sitio del Niño, la más grande de que la corporación posee en Latinoamérica, en ella laboran más de 1,400 colaboradores que día a día producen la línea de la marca Scott® (papel higiénico, servilletas, toallas de papel), los pañuelos desechables Kleenex® y bobinas de papel que son consumidos tanto en el mercado salvadoreño como en el resto de Centroamérica, Caribe y Chile, destinos hacia donde se exporta el producto fabricado por manos salvadoreñas.

SOBRE KIMBERLY-CLARK EL SALVADOR

Opera en El Salvador desde 1963. Inició en Santa Tecla con 12 empleados. En ese momento se convirtió en pionera en la región, y en una empresa visionaria y creyente del potencial del país y de su gente, fabricando papel higiénico, servilletas y toallas desechables.

La alta demanda de sus clientes salvadoreños hacia los productos de excelente calidad llevó a la compañía a crecer de manera acelerada y a buscar una nueva zona donde operar. En 1970 se trasladó a su actual hogar: Sitio del Niño, donde se construyó la planta 37 de Kimberly-Clark en el mundo. Actualmente, en la compañía trabajamos más de 1500 colaboradores.

Con 52 años de operar en el país, los pañales desechables y toallas húmedas Huggies®; la línea de protección femenina Kotex®; el papel higiénico, servilletas y toallas de papel Scott®, y los pañuelos desechables y refrescantes Kleenex®; así como los pañales desechables y ropa interior para adultos Plenitud®, y la línea coporativa Kimberly-Clark Profesional® sostienen el liderazgo de la empresa entre los consumidores nacionales, porque sus productos protegen y cuidan a todos los miembros de la familia.

San Juan Opico, 28 de agosto de 2015.