El vicepresidente electo de la República, Oscar Ortiz, se reunió con el presidente de la sociedad Energía del Pacífico, S.A. de C.V., Eduardo Zablah, el director general, Alejandro Alle, el director de negocios de Wartsila, Alejandro Bastardo y Haran Sivan y Rosa Orellana, representantes de la Corporación Financiera Internacional (IFC), por sus siglas en inglés, del Banco Mundial.

El objetivo de este intercambio fue trasladar, de primera mano, el interés del nuevo gobierno por conocer más sobre la mega inversión de Quantum.
Durante el encuentro se planteó la agilización de la inversión nacional en una de las zonas más importantes del país, el Puerto de Acajutla.

Los representantes de Energía del Pacífico detallaron su deseo por generar “certidumbre y confianza en esta inversión” que se ejecutará en el corto y mediano plazo.

Por su parte, Oscar compartió la visión de desarrollo  que se implementará en los próximos cinco años y destacó “la importancia de seguir estimulando la búsqueda de nuevos inversionistas”, aseveró. Ambas partes coincidieron en el interés del proyecto y su vinculación con el progreso del país.

Por parte del presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, Oscar externó el apoyo necesario para avanzar en la concreción del proyecto; acordaron, entre otras cosas,  realizar una visita de campo para verificar avances del plan.

Los encuentros buscan consolidar la plataforma y matriz energética en el país y deja las puertas abiertas para seguir aportando al desarrollo exitoso de este proyecto.
Quantum es una empresa de capital salvadoreño, en asocio con GLU, una subsidiaria local de la finlandesa Wartsila, especializada en la fabricación de motores para generadoras del mundo.

La inversión estimada del asocio Quantum-GLU será de $900 millones y conllevará la instalación de una planta generadora con base en gas natural.