El Vicepresidente de El Salvador, Oscar Ortiz, junto al Ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Landaverde, y el Director General de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, presenciaron la rendición de cuentas de la Fuerza Especial de Reacción de El Salvador (FES).

La FES reiteró que la cifra de homicidios en el país se redujo, de enero a la fecha, en un 17.5%, en comparación con el período pasado del 2015.

“A seis meses del despliegue de nuestras Fuerzas Especiales de Reacción en todo el territorio nacional, hay resultados muy positivos… Las Fuerzas Especiales de El Salvador (FES) y las Fuerzas de Reacción Territorial (FIRT), han actuado de una forma heroica a lo largo de estos seis meses de su despliegue en distintos territorios del país”, dijo el vicepresidente Ortiz.

Reiteró el reconocimiento y respaldo a los héroes, que tiene el  compromiso por seguir en esta gran cruzada extraordinaria contra el crimen y la extorsión.

Los resultados del trabajo de las FES es el éxito de las medidas extraordinarias de los primeros seis meses, “es el fruto del trabajo de ustedes, del esfuerzo de estas instituciones que nos acompañan, que son parte de este equipo que representa la fuerza del Estado y el anhelo de nuestro país, de llevar más seguridad, tranquilidad y más paz a nuestras comunidades”, comentó el vicemandatario.

Reconoció el papel de acompañamiento estratégico transitorio de las Fuerzas Armadas, la alta coordinación se ha tenido con la Fiscalía General de la República (FGR), “en un trabajo conjunto para dar golpes certeros como la operación jaque, tiburón… vamos a cerrar este año con mil miembros del contingente  de la Fuerza Especial de El Salvador y los miembros de Intervención Territorial, esta fuerza va a quedar permanente, será catalogada como la fuerza élite de la PNC”.

Subrayó que la respuesta gubernamental tiene contra la pared a las estructuras delictivas, lo cual ha generado reacciones de los criminales, tal como estaba previsto, pero, apuntó, los resultados están a la vista, y estos frutos van a continuar.

“Vamos a trabajar con una policía más equipada, con más tecnología, con más comunicación, con más transporte, con mejores instalaciones y una PNC con mejores condiciones económicas y sociales… tenemos que lograr que el país tome conciencia que no hay una inversión más importante para los próximos tres y cincos años de invertir en una policía moderna, profesional y comprometida con el mandato constitucional, que dice que su principal tarea y misión es proteger a la familias salvadoreñas de aquellos que amenazan su paz, tranquilidad y seguridad”, indicó.

San Salvador, 20 de octubre de 2016