Como parte de las apuestas que el Gobierno está impulsando para llevarle más seguridad a la población salvadoreña. Este día se anunció las obras complementarias para la finalización del Complejo Penitenciario de Seguridad de Izalco Fase III.

Con una inversión de más de 8 millones este complejo tendrá tres módulos con capacidad de 672 privados de libertad, en celdas de 12 individuos, obteniendo una capacidad general de 2016 reclusos. Se estima que la obra tomará 10 meses de construcción y que finalice en julio del 2016.

Durante la visita el vicepresidente destacó los avances que se han tenido en este primer año de Gobierno. “No vamos a permitir que la delincuencia siga afectando a la población, desde el inicio de nuestra gestión hemos venido trabajando en dinámicas que disminuyan el accionar delincuencial”, explicó.

Algunas de las medidas que mencionó están: la conformación de la Política de Justicia, Seguridad y Convivencia 2014-2019, la instalación del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), la puesta en marcha de “El Plan El Salvador Seguro”; la Policía Comunitaria, la cual nace con un nuevo enfoque de mejor comunicación entre la Policía Nacional Civil (PNC) y comunidades para trabajar en la prevención y seguridad y fundamentada en un diagnóstico sobre municipios más vulnerables.

Además de la implementación de la Ley Especial Contra el Delito de Extorsión, la Reforma de Ley de Disposiciones Especiales en Delitos Cometidos contra la Vida, Integridad Personal, Libertad Individual y Autonomía Personal, de los Miembros de la Policía Nacional Civil, miembros de la Fuerza Armada, Personal Penitenciario, Fiscalía y Jueces y la propuesta de ley para la Rehabilitación y Reinserción de Miembros de Pandillas.