El Vicepresidente de la República y Comisionado para la Inversión Pública y Privada, Oscar Ortiz, siguiendo con la apuesta de convertir al país en la plataforma logística de la región, anunció, junto al presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Nelson Vanegas; la ampliación del Edificio Terminal de Pasajeros (ETP) del Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez.

El proceso de licitación del proyecto se encuentra abierto y contempla la  ampliación de 23,216 metros cuadrados, de los cuales 21,673m² serán destinados a la construcción de las cinco nuevas salas de espera, mientras que los 1,543m² restantes conformarán el área de lobby de bienvenida. Las ofertas para la licitación serán abiertas el 15 de febrero de 2018.

Durante su intervención el Vicepresidente Ortiz destacó la importancia de este anuncio y la relación con la generación de nuevos empleos. “Se está promoviendo además de la creación de un mejor entorno para fortalecer el sector turismo, y el fortalecimiento de la plataforma aeroportuaria para proyectar a El Salvador como uno de los países mas representativos de la región”, afirmó el Vicemandatario.

El principal objetivo de la ampliación del Edificio Terminal de Pasajeros es solventar la creciente demanda que tiene el Aeropuerto Internacional Monseñor Romero, que en este 2017 recibirá cerca de 3 millones de pasajeros y que actualmente cuenta con capacidad de atención para 2.1 millones de pasajeros, tras la reciente inauguración de cuatro nuevas salas remotas.

El proyecto  estará compuesto por tres niveles: en el primero se ubicarán oficinas de las aerolíneas, oficinas de seguridad, cuartos técnicos, bodegas y demás áreas de apoyo; en el segundo nivel se ubicarán los accesos a las salas de espera, zona de abordaje y zonas comerciales; y el tercer nivel estará destinado a áreas de inspección, áreas de Migración y pasillos de segregación de pasajeros.

La etapa uno de este proyecto de ampliación también incluye la ejecución de obras externas como una planta de tratamiento de aguas negras, colector de aguas negras, cisterna contra incendios, sistema de abastecimiento de agua potable y subestación principal eléctrica y de maniobra, elementos indispensables para el correcto funcionamiento de las cinco salas a construir. Se estima que el tiempo de ejecución de esta fase sea de 12 meses.

 

San Salvador, 6 de diciembre de 2017