El Vicepresidente y Secretario Técnico y de Planificación de Presidencia, Oscar Ortiz, junto con el presidente de la Primera División de Fútbol, José Guillermo Figueroa y el titular del Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador (INDES), Jorge Pérez Quezada, oficializaron el desarrollo de la Segunda Edición de la Copa El Salvador 2018-2019, torneo copero que reúne a las tres ligas profesionales del balompié nacional.

En su intervención el Vicemandatario afirmó que felizmente se concluyen dos aspectos importantes para aportar a un mejoramiento del fútbol nacional: primero, la puesta en marcha de la segunda edición de la Copa El Salvador, y segundo, el gran compromiso nuestro de mejorar escenarios deportivos.

“Ahora de manera muy honrosa la Copa lleva el nombre de José Vidal, un gran amigo y además entregado totalmente al fútbol, con ella, sin duda vamos a tener la oportunidad de descubrir nuevo talento y llevar el fútbol hasta los últimos rincones con la conexión que habrá entre los partidos de primera, segunda y tercera división, vamos a tener la posibilidad de hacer partidos de ida y de vuelta y eso va abrir una experiencia única”, dijo.

Además reafirmó el compromiso del gobierno de mejorar escenarios deportivos. “Este es un trabajo que está en marcha, no es solamente un compromiso, son hechos que están en marcha, vamos a tener nueve escenarios recuperados a la altura del primer semestre del año 2019”, agregó.

En el marco del Plan 10 se ha definido dicho plan como una como estrategia de prevención de la violencia a través del deporte y recuperación de espacios deportivos, a fin de fomentar el sano esparcimiento en el marco de los programas sociales que se implementan en el país.

“Son nueve escenarios y un promedio de casi 9 millones de dólares que vamos a invertir de aquí al mes de mayo de 2019. Y van a ser escenarios que van a quedar en ruta para seguir invirtiendo. Nosotros vamos a hacer una inversión que va a cambiar el rostro de los escenarios deportivos, pero no se termina ahí, sino que independientemente quién venga posteriormente pueda seguir invirtiendo”,  aseveró.

Toda esta inversión para la recuperación y mejoramientos de los estadios a nivel nacional, medida que beneficiará no solo a la población en general, sino además a los equipos de la Liga Mayor de Fútbol.

“El estadio Barraza lo entregamos en diciembre, debidamente iluminado con casi 3 millones y medio de inversión; vamos a seguir invirtiendo en Las Delicias, en la grama sintética de primera generación; la primera fase del Quiteño y del Gregorio Martínez en Chalatenango; el Ana Mercedes Campos en Sonsonate, el estadio en San Vicente, trabajaremos también en San Francisco gotera que ya es un compromiso que tenemos, y por supuesto también el estadio de La Unión, de Santa Rosa de Lima, donde está jugando el Municipal Limeño. Y es que los escenarios deportivos son verdaderos lugares de integración familiar y comunitaria”, recalcó el vicepresidente.

En este sentido, se están construyendo instalaciones adecuadas y que tengan las condiciones mínimas para su buen funcionamiento y uso y puedan servir a la comunidad y a los equipos profesionales de fútbol.

La inauguración del campeonato se llevará a cabo este martes 13 y 14 de noviembre del presente año, con el campeón de la última edición, Santa Tecla FC, y se desarrollará con un formato de “eliminación directa con partidos de Ida y Vuelta” durante las fases de dieciseisavos, octavos, cuartos y semifinal, a excepción de la final, la cual se jugará a un encuentro, así fue confirmado por el Ing. José Guillermo Figueroa, presidente de la liga de privilegio.
La primera edición de Copa se inauguró el 19 de octubre de 2016, con la visión del Lic. José Vidal Hernández, presidente en turno de la Primera División, esto con el apoyo del titular del INDES, Prof. Jorge Pérez Quezada y la Vicepresidencia de la Republica de el Salvador, entre otros patrocinadores; resultando campeón el Santa Tecla FC, quien venció al CD FAS con marcador de 1-0, la noche del miércoles 22 noviembre del 2017, en el Estadio Cuscatlán.

San Salvador, 26 de octubre de 2018