El Vicepresidente y Secretario Técnico de la Presidencia, Oscar Ortiz junto al presidente de Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Nelson Vanegas, el Director General de Centros Penales, Marco Tulio Lima y la Directora Nacional de Prevención y Programas Sociales, Mélida Hernández, anunciaron el aporte que hará la autónoma para beneficiar a diferentes centros escolares en la reparación en infraestructura.

CEPA donará insumos para que privados de libertad que trabajan en el Modelo de Gestión Penitenciaria Yo Cambio realicen las reparaciones en escuelas aledañas a las infraestructuras portuarias.

El anuncio se realizó en el Centro Escolar Julián Vásquez Rojas en Acajutla, Sonsonate, este centro se suma 1,000 centros educativos que serán restaurados por internos. Con esta iniciativa se estará beneficiando a miles de estudiantes a nivel nacional.

Durante su intervención el Vicepresidente destacó que se busca que “los centros escolares sean cada vez más completos para los estudiantes, este es su segundo hogar y debe tener todas las condiciones para el desarrollo educativo de nuestros niños y jovenes”, puntualizó.

Estas labores se realizan en el marco de la firma de convenios de cooperación con diferentes instituciones que consiste en el desarrollo conjunto de proyectos de carácter social donde privados de libertad de baja peligrosidad realizan trabajo de utilidad pública.

Los internos realizarán labores de limpieza en general, ornato, poda de árboles, chapoda de maleza, pintura general, mantenimiento de infraestructura, mantenimiento preventivo y correctivo de diversa índole, fabricación de baldosas para andenes, entre otras actividades en infraestructura de la Comisión Portuaria.

Estos espacios permiten que los internos se les brinde condiciones favorables para su desarrollo laboral y personal en el marco del Modelo “Yo Cambio”, generando con ello una mejor calidad de vida para sus familias y para la población en general.

Por otra parte, privados de libertad de los Centros Penales de Apanteos, Granja Penitenciaria de Santa Ana y Penitenciaría Central, La Esperanza, continúan reparando 40 mil pupitres, donde los internos laboran como parte de las actividades de rehabilitación que beneficien a la población salvadoreña

El programa goza del respaldo de la Vicepresidencia de la República,  el cual está ayudando a la rehabilitación y reinserción social de los privados de libertad, todo bajo la filosofía “El que sabe le enseña al que no sabe”, creando hábitos de trabajo para su reencuentro con la sociedad.

Acajutla, 20 de abril de 2018