El vicepresidente de la República y Comisionado para la Inversión, Óscar Ortíz, se reunió con los directivos y representantes de bancos de la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA), en el marco de los acercamientos con el sector privado para generar las condiciones y lograr un mayor crecimiento económico.

En el encuentro se buscó promover un clima de inversiones positivo en el que se incremente la inversión nacional y extranjera; brindando las mejores condiciones a los empresarios.

La burocracia y la tramitología fueron algunos de los principales temas que se abordaron, estos como obstáculo para el desarrollo empresarial.
“Desmotivan al sector, la dificultad para obtener los permisos para operar reducen la posibilidad de generar nuevos empleos y hacen que el crecimiento económico sea lento”, aseveró Armando Arias, presidente de ABANSA.

Por su parte, el Vicepresidente, se comprometió a a reducir el número de trámites que se realizan para concretar las inversiones privadas en el país, con el objetivo de promover el crecimiento económico.
“El Gobierno ha iniciado un proceso dirigido por un equipo técnico para reducir hasta en un 50 % los trámites que deben realizar los empresarios en las instituciones de Gobierno”, detalló.

El funcionario se reunió ayer con ABANSA, acompañado del ministro de Economía, Tharsis López; el superintendente del Sistema Financiero, Ricardo Perdomo, y el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Oscar Cabrera.