El Vicepresidente y Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Oscar Ortiz, junto con el viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores; se reunió con productores y procesadores de cacao de todo el país para socializar la primera política para el desarrollo de este sector en El Salvador.

La etapa de socialización es desarrollada luego de que el pasado 25 de agosto, en el programa Casa Abierta, fuera entregado oficialmente el documento al Presidente Salvador Sánchez Cerén.

Este instrumento responde a una planificación del desarrollo, que busca diversificar la matriz productiva y a fortalecer las capacidades de gestión agroempresarial de los diferentes productores, así como la innovación, generación y transferencia de tecnología para posicionar a este rubro en el mercado nacional e internacional.

Durante su intervención el vicepresidente aseguró que con esta iniciativa se marca un antes y un después, “estamos abriendo nuevas oportunidades para una población importante en nuestro país, para la revitalización de las actividades económicas en el campo, la agricultura salvadoreña, y por supuesto el cacao, un producto sin duda alguna de mayor historia en nuestro país”.

“Con la activación de la producción y comercialización del cacao, se esperan importantes oportunidades para el empleo, para el crecimiento económico, para diversificar la producción e incorporar nuevas tecnologías, tener nuevas cadenas de mercado, nuevas cadenas de valor y sobre todo mejorar, que es el centro de todo, el ingreso de la familia, de la comunidad, de la cooperativa, de la empresa, del que procesa y el que comercializa”, agregó.

El sector agro en general es prioritario y estratégico para el país, reafirmó, por eso en el marco del plan 10 estamos apostando y brindando diferentes apoyos a los principales subsectores como es el caso del cacao.

Así mismo, agregó que el gobierno está trabajando de la mano con los productores de cacao, impulsando el desarrollo de este sector en el marco de la mesa nacional de cacao, en conjunto con la Alianza Cacao, en la que participan instituciones públicas, productores y diversas organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales.

“Por eso hoy estamos aquí en esta Cooperativa Barra Ciega, que es parte de esta alianza y es ejemplo de organización, resiliencia y diversificación en la producción. Siembran cacao con plátano, caña de azúcar, maíz y también se dedican a la ganadería. Es este tipo de asociatividad la que está demandando la realidad actual y las que está demostrado que son exitosas y sostenibles, para llevar mejor calidad de vida a sus socios y sus familias”, expresó.
“En el corto, mediano y largo plazo hay que seguir con este esfuerzo, donde todos aportemos lo que tenemos que aportar; para tener la mejor producción, el mejor producto, el mejor precio, los mejores ingresos, y así rentabilizar muy por arriba de lo que normalmente se ha hecho, cada manzana que producimos”, apuntó.

La Alianza Cacao, espera contribuir a mejorar el ingreso de hasta 6 mil 500 personas productoras en al menos 12 departamentos del país, a través del establecimiento de sistemas agroforestales de cacao y fomentar la conservación de la biodiversidad y resiliencia a los efectos del cambio climático.

Con la reactivación del cacao, iniciada por el gobierno del presidente Sánchez Cerén, se ha contribuido al crecimiento de las áreas de cultivo, pasando de 989 manzanas en 2014 a 9,147 manzanas en 2018; así como al incremento de los productores de cacao a nivel nacional, de 365 en 2014 a 7,277 en 2018.

Especialmente, a través de la ejecución de proyectos como: “Desarrollo Tecnológico y Fortalecimiento de la Base Productiva y Agroindustrial para la Cacaocultura con Enfoque Agroecológico en El Salvador”, que lleva a cabo Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova”.

Sonsonate, 29 de septiembre