El vicepresidente de la República, Oscar Ortiz,  encabezó esta tarde la reunión entre el gabinete de Seguridad y el comité Ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), en el marco de la agenda iniciada entre sector público y privado para abordar  y construir soluciones conjuntas a temas de país.

En esta ocasión se llevó a cabo la segunda reunión técnica durante la que el vicepresidente Ortiz y el gabinete de Seguridad compartieron con los representantes de la gremial el funcionamiento de las medidas extraordinarias y los resultados exitosos que han generado a menos de dos meses de su ejecución , mismos que están siendo sensibles por la población.

“Este intercambio que estamos teniendo es parte de una agenda de acercamiento en el corto y mediano plazo. Aprovechamos para presentar de qué se tratan las medidas extraordinarias, cuál es el campo, cuál es su profundidad, cuál es el conjunto de iniciativas y le hemos entregado al presidente ANEP y al director ejecutivo un documento que contiene el conjunto de estas medidas que se están poniendo en marcha”, mencionó el vicepresidente.

En esta línea, el vicemandatario recordó que los principales propósitos de las medidas son: “revertir toda esta estructura criminal, desbaratar estratégicamente las extorsiones,  pasar a tener un mayor control y fortaleza en el territorio y un control sostenible del sistema penitenciario”.

“Nos alegra que en los primeros estudios de opinión se puede empezar a revelar esta percepción esperanzadora. Y como se ha dicho, en la medida que tengamos resultados,  la percepción va a ir siendo mucho más sólida. De lo que se trata es que tengamos resultados y que las medidas cumplan con el propósito de llevar la seguridad, tranquilidad y esperanza a la familia salvadoreña. Y esa es la visión compartida que tenemos el sector público y el sector privado”, expresó el vicemandatario.

Mientras tanto el presidente de ANEP, Luis Cardenal, felicitó a los miembros del gobierno por los buenos resultados que se están teniendo con las medidas que ejecutadas.

“Yo creo que la población empieza a recuperar la esperanza, empieza a aplaudir las medidas que se están tomando y empieza a sentir de que el problema si tiene solución cuando hay voluntad política para poderlo echar adelante”, expresó Cardenal.

San Salvador, 24 de mayo de 2016