El Vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, dijo hoy, durante la inauguración de la “Jornada Nacional sobre Prevención de Violencia”, que para desmontar la violencia en el país, la tarea de prevención en los territorios es lo más importante, con una intervención adecuada en cada comunidad con deporte, cultura, servicios básicos, educación y salud.

El vicemandatario participó hoy como invitado de honor en el lanzamiento de los talleres de los Consejos Departamentales de Alcaldes (CDA) de los departamentos de San Salvador, La Libertad y La Paz en el marco de la inauguración de la Jornada Nacional sobre Prevención de Violencia organizado por la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (COMURES).

“Es un gran honor para nuestro gobierno nacional ser parte de este esfuerzo que se traduce en el lanzamiento de esta jornada sobre prevención de la violencia”, expresó al vicepresidente Ortiz en su discurso ante los alcaldes.

Además destacó que lanzar esta iniciativa es una ocasión para reafirmar el compromiso del Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén con uno de los temas más importantes del país: llevar seguridad a las familias y a las comunidades.

Agregó que para que este esfuerzo sea sólido e irreversible se necesita el compromiso de todos, porque la violencia es un tema transversal que afecta a toda la población.

Además, señaló que para tener éxito en el mediano y largo plazo, el país debe estar unido integrando todos los esfuerzos a nivel local, como se ha estado haciendo en esta alianza entre gobierno nacional y gobierno local y el sector privado.

El vicepresidente Ortiz destacó que los acaldes tienen la posibilidad de transformar los territorios, ya que son los liderazgos mas importantes en sus localidades.

“No hay posibilidad sin una prevención sólida y sostenida, si no somos capaces de dar mayor poder, mayores recursos y mayor responsabilidad a las municipalidades”, subrayó el funcionario.

El vicemandatario también hizo un llamado a la Asamblea Legislativa para la pronta aprobación de los $100 millones para la modernización de la PNC , que permitirán dotar de vehículos, infraestructura y laboratorio científico a la corporación policial para el combate a la delincuencia.

En ese sentido destacó que en 14 meses de actuación con las medidas extraordinarias se ha logrado una reducción de 80 homicidios por cada 100 mil habitantes a tener ahora 54 homicidios por 100 mil habitantes.

Asimismo, destacó como otro de los resultados notables que de los 100 más buscados 84 han sido neutralizados.

“Es el momento que el país tiene para dar un salto en el tema del control de la violencia y el crimen, y este salto solo lo vamos a posibilitar y consolidar si seguimos unidos como lo estamos haciendo ahora”, enfatizó el vicepresidente.

San Salvador, 18 de julio de 2017