El Vicepresidente de la República y Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Oscar Ortiz, aseveró que el Gobierno ha trabajado para generar las condiciones para lograr mayores inversiones de parte del sector privado. “Generamos las condiciones para que el sector privado invierta, como sector público estamos trabajando para crear las condiciones de facilitar procesos y generar más inversiones”, destacó el vicemandatario durante el inicio de operaciones del edificio Insigne, en la Zona Rosa, en San Salvador.

El edificio Insigne, es un proyecto corporativo de la compañía guatemalteca Calidad Inmobiliaria, con una inversión de más de $30 millones de dólares que genera cerca de 500 empleos.

“Estos son proyectos novedosos, que nos hacen ver hacia el futuro, como Gobierno estamos dinamizando las inversiones de carácter estratégico de inversionistas centroamericanos”, puntualizó el Vicepresidente, quien además habló del crecimiento del sector construcción en el último año y el cual se debe gracias al trabajo coordinado, a la muestra de confianza y certidumbre en el sector”, detalló.

“Si queremos que la economía siga creciendo y multiplicando oportunidades de empleo no es posible sin un sector privado fuerte que siga expandiéndose y que integre a toda la cadena productiva”, agregó.

Por su parte, Rafael Monsón, director general de Calidad Inmobiliaria, destacó que hace siete años incursionaron en el mercado salvadoreños con el edificio Avante, y que “esta nueva inversión les provee de accesibilidad, desarrollo comercial y conectividad”.

El objetivo de la compañía es desarrollar una red regional de edificios de oficinas, donde el cliente invierte en el país que desea y disfruta los beneficios de todas las ciudades con un edificio Insigne.

El edificio consta de 21 niveles, 17 de ellos designados a oficinas y ocho para estacionamiento. Está diseñado bajo el concepto de la colaboración, donde los inquilinos podrán compartir un mismo espacio de trabajo para desarrollar sus proyectos independientes.

San Salvador, 17 de enero de 2019