El Vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, junto a autoridades del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI), colocaron la primera piedra de la segunda fase del Complejo Industrial Inclusivo.

Durante su intervención el Vicepresidente destacó el gran impacto que tiene la puesta en marcha de esta importante obra. “Son cerca de 400 mil personas que viven en el país con algún tipo de discapacidad, no podemos darle la espalda a este sector tan importante de la población, vamos a crear las condiciones para que estén integradas en ese marco de oportunidades, no solo laborales, sino en áreas como educación, salud y oportunidades productivas”.

Ortiz dijo que este proyecto es único a nivel centroamericano y ayudará a generar empleos, una de las necesidades más sentidas de la problación con discapacidad.

El Complejo Industrial Inclusivo generará un promedio de 150 empleos para personas con discapacidades y sus familiares  que también estén en una situación similar que les impida realizar un trabajo.

El Gobierno central aporta a este proyecto con una inversión de 300 mil dólares para la recuperación de edificios que estaban subutilizados. También se contarán con 200 mil dólares donados por la fundación Care to Help de Taiwán.

El nuevo centro estará previsto de bodegas de producto terminado, oficinas administrativas, sala de sesiones y 47 máquinas de cofección imdustrial de varios tipos. Se espera que el proyecto esté finalizado en noviembre de este mismo año.

San Salvador, 24 de enero de 2018