El Vicepresidente de la República y Comisionado para la Inversión Pública y Privada, Oscar Ortiz, junto a la embajadora de Estados Unidos, Jean Manes, participó hoy en la colocación de la primera piedra del primer rastro porcino que cumplirá con los estándares internacionales de calidad e inocuidad, con una inversión de 1.5 millones de dólares para la construcción y un poco más de $2 millones en equipamiento.

 

“Va a ser el primer proyecto de estas características que vamos a instalar aquí en la ciudad de Opico y que sin duda alguna le va dar un enorme valor agregado a toda la cadena productiva que estamos desarrollando y expandiendo a lo largo y ancho de nuestro país”, expresó el vicemandatario.

 

“Vamos a tener por primera vez en la historia una planta de verdad, modelo, pionera que nos va a facilitar, no solo la calidad para el producto que vamos a darle  a los usuarios en el país, sino también para las exportaciones que van crecer en los próximos años”, dijo el Vicepresidente.

 

La construcción y equipamiento del rastro porcino tiene como objetivo garantizar la calidad, la inocuidad de la carne de cerdo y sus productos derivados, y beneficiar el sector porcicultor, en el marco del Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos, (CAFTA-DR), que es parte de los acuerdos para compensar a este sector.

 

El acuerdo establece la cooperación de Estados Unidos a través de su Departamento de Agricultura (USDA) con el proyecto denominado “Equipamiento del Rastro Porcino para el mejoramiento del manejo de inocuidad y calidad de la carne de cerdo en el Departamento de la Libertad”, por un monto de un poco más de dos millones de dólares, que será ejecutado por la Asociación Salvadoreña de Porcicultores (ASPORC).

 

La construcción de la infraestructura del rastro, que generará 150 empleos directos y mil indirectos, se ejecutará con recursos de la Sociedad Cooperativa de Porcicultores de R.L (COPORC) y de la ASPORC, por un monto aproximado de $1.5 millones de dólares.

 

Este moderno rastro permitirá mejorar el procesamiento del cerdo en El Salvador a través de la construcción de una planta de sacrificio tecnificada, que garantice la calidad e inocuidad de los productos con orientación al mercado nacional e internacional.

 

En el evento también participaron el viceministro de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Carlos Castaneda; la viceministra de Economía, Merlin Barrera; el presidente de ASPORC, Juan José Arce y el alcalde de San Juan Opico, Ramón Trigueros.

 

 

 

 

 San Salvador, 30 de noviembre de 2017