El vicepresidente de la República y comisionado para la Inversión Pública y Privada, Oscar Ortiz, junto al Ministerio de Economía  (MINEC) y el Consejo Nacional de Energía (CNE), participó en la colocación del primer panel de energía solar fotovoltaica de tamaño industrial en El Salvador, de la empresa Providencia Solar.

La planta estará ubicada en el municipio El Rosario, del departamento de La Paz, y es una millonaria inversión extranjera en energía renovable financiada por NEOEN, una reconocida empresa francesa de energía independiente, que ha apostado por El Salvador para poner en marcha la construcción dicha planta, con una inversión de $151 millones de dólares.

El proyecto fotovoltaico, enmarcado en la Política Energética Nacional impulsada por el CNE,  traerá beneficios significativos y tangibles a El Salvador. Se diversificará la matriz energética del país mediante la adición de 101mwp de capacidad de energía renovable, evitando la emisión anual de 114.500 toneladas de co2 equivalente.  Asimismo, se crearán 300 empleos directos durante la construcción.

Es de destacar que NEOEN impulsará el desarrollo social y económico de las comunidades cercanas mediante la asignación de un 3% de los ingresos generados por la planta ($500.000 por año) para financiar la inversión social de alta prioridad.

“Este proyecto es el más grande que se ha puesto en marcha en el país y en Centroamérica. Y es posible gracias a una visión compartida entre el sector público y el sector privado”, destacó el vicemandatario, quien al mismo tiempo anunció que en los próximos años se tendrán más inversiones en el sector energía.

“Dentro de poco licitaremos 170MWp para nuevas plataformas fotovoltaicas y eólicas”, informó.

El Rosario, 22 de abril de 2016.