El Vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, visitó las instalaciones de la Subdelegación Policial del municipio de Santa Elena, en el departamento de Usulután, con el propósito de conocer el trabajo que la institución realiza en ese municipio para reducir los hechos de violencia y la criminalidad.

La efectividad de los planes y acciones ejecutadas por parte del personal de esa sede policial ha permitido la mejora de los niveles en el combate de hechos delictivos en la zona.

Durante la visita, el jefe de la Subdelegación, subinspector, Julio Recinos, explicó al vicemandatario que se está trabajando en conjunto con los comités de prevención de la violencia y con los centros escolares para tener mejores resultados.

El Vicepresidente recorrió las instalaciones policiales y verificó el equipamiento con el que cuenta la Subdelegación y las condiciones en las que desarrollan los miembros de la corporación su labor, en el marco de que se continúe realizando, aún, con más eficiencia y eficacia, la tarea de mantener seguros a los ciudadanos.

“Es importante que nuestros policías trabajen de cerca con las comunidades, que tengan las herramientas necesarias para hacer bien su trabajo y llevar mayor seguridad a la familia salvadoreña”, aseveró el vicepresidente.

Es de destacar que la subdelegación de Santa Elena, como el resto de delegaciones del departamento de Usulután, ejecutan una fuerte operatividad con el fin de seguir asestando importantes golpes a estructuras delincuenciales, como en los recientes operativos desarrollados que han dejado como resultado la capturas de supuestos financistas de pandilleros en Usulután.

Lo anterior encaminado además en la estrategia de seguridad implementada por el gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, en el marco de las Medidas Extraordinarias de Seguridad, que a la fecha han logrado la reducción de más del 53% de los homicidios y del 49% en las extorsiones.

En este contexto, el vicemandatario hizo un reconocimiento a la labor heróica que la PNC realiza en el combate a la criminalidad, y enfatizó la decisión del Gobierno en seguir respaldando y trabajando por el fortalecimiento de la institución, para garantizar la tranquilidad y seguridad de las familias.

La visita fue realizada en el marco del Programa Inserción Productiva para Personas Retornadas, que consiste en la entrega de insumos y equipos para impulsar la producción de 11 asocios como una respuesta a compatriotas que regresan al país y que requieren insertarse a la vida económica y productiva en conjunto con el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo (FISDL) y el Ministerio de Relaciones Exteriores en cuatro municipios Santa Elena, Jiquilisco, Usulután y Ozatlán.

Usulután, 21 de junio de 2017